Tu seguridad

Tu seguridad es lo primero en todo lo que hacemos

Si los datos no son seguros, tampoco son privados. Por ello, te garantizamos que los servicios de Google, como el buscador de Google, Maps y YouTube, cuentan con la protección de una de las infraestructuras de seguridad más avanzadas del mundo.

El cifrado mantiene la privacidad de tus datos mientras están en circulación

El cifrado ofrece un mayor nivel de seguridad y privacidad a nuestros servicios. Cuando haces cosas como enviar un correo electrónico, compartir un vídeo, visitar un sitio web o almacenar tus fotos, los datos que creas se desplazan entre tu dispositivo, los servicios de Google y nuestros centros de datos. Protegemos estos datos con múltiples capas de seguridad, como HTTPS, una tecnología de cifrado líder, y el protocolo TSL (seguridad de la capa de transporte).

Nuestra infraestructura en la nube protege tus datos ininterrumpidamente

Google cuenta con una de las infraestructuras en la nube más seguras y fiables del mundo: desde centros de datos diseñados a medida hasta cables de fibra submarinos que transfieren datos entre continentes. Además, se supervisa continuamente para garantizar la seguridad y la disponibilidad de tus datos. De hecho, distribuimos los datos en diferentes centros de datos para que en caso de incendio o desastre se puedan enviar de forma automática y sin problemas a ubicaciones estables y seguras.

La detección de amenazas ayuda a proteger nuestros servicios

Supervisamos continuamente nuestros servicios y la infraestructura subyacente para protegerlos frente a amenazas, como spam, software malintencionado, virus y otras formas de código malicioso.

No ofrecemos a los gobiernos acceso directo a tus datos

No ofrecemos ningún tipo de acceso secreto a tus datos ni a los servidores en los que se almacenan, y no hacemos ninguna excepción al respecto. Es decir, ninguna entidad gubernamental, de Estados Unidos o de cualquier otro país, tiene acceso directo a la información de nuestros usuarios. En algunas ocasiones recibimos solicitudes relacionadas con los datos de un usuario de parte de las autoridades. Nuestro equipo legal las revisa y las rechaza cuando son excesivamente amplias o no siguen el proceso adecuado. Hemos trabajado duro para ser transparentes con respecto a estas solicitudes de datos y así queda reflejado en nuestro Informe de Transparencia.

El cifrado va más allá de la foto de la Torre Eiffel

El cifrado de Gmail mantiene la privacidad de los correos electrónicos

Gmail utiliza conexiones cifradas desde el primer día, con lo que los usuarios malintencionados lo tienen muy difícil para leer el contenido que envías. Gmail también te advierte de posibles riesgos de seguridad, por ejemplo, te avisa cuando recibes un correo electrónico que no se ha enviado a través de una conexión cifrada.

El sobre de Gmail desactiva el signo de advertencia de la herramienta de análisis de seguridad

La protección contra spam en Gmail filtra los correos electrónicos sospechosos

Muchos ataques de software malicioso y de phishing comienzan por un mensaje de correo electrónico. La seguridad de Gmail te protege del spam, del phishing y del software malicioso mejor que otros servicios de correo electrónico. Gmail analiza patrones procedentes de miles de millones de mensajes para identificar características de los correos electrónicos que los usuarios marcaron como spam y, a continuación, utiliza estos marcadores para bloquear correos electrónicos sospechosos o peligrosos antes de que los recibas. Para ayudarnos, utiliza la función "Marcar como spam" en los mensajes de correo electrónico sospechosos que recibas.

El aprendizaje automático y la inteligencia artificial contribuyen a mejorar la precisión del filtro de spam de Gmail. Ahora mantiene el 99,9% de spam lejos de tu bandeja de entrada.

Navegador Chrome con actualización de seguridad en curso

Chrome actualiza automáticamente la seguridad de tu navegador

Las tecnologías de seguridad están siempre en continuo cambio, por lo que es necesario estar actualizado para mantenerse protegido. Por esta razón, Chrome comprueba regularmente que la versión del navegador que utilizas esté actualizada con las últimas correcciones de seguridad, protecciones frente a software malicioso y sitios web engañosos, y mucho más. Chrome se actualiza automáticamente, por lo que siempre dispones de la protección de la última tecnología de seguridad.

Una aplicación dañina se cuela en el dispositivo

Google Play aleja las aplicaciones que pueden dañar el dispositivo

Las aplicaciones que instalas en tus dispositivos representan una de las mayores vulnerabilidades de seguridad. Nuestro sistema de detección marca las aplicaciones que pueden dañar el dispositivo incluso antes de que estén disponibles en Play Store. Si no estamos seguros de que una aplicación sea segura, el equipo de seguridad de Android la revisa manualmente. A medida que definimos mejor nuestro sistema de detección, volvemos a evaluar las aplicaciones que ya están en Google Play y quitamos las que puedan resultar dañinas para que no puedas descargarlas en tu dispositivo.

Google bloquea los anuncios engañosos y maliciosos

Tu experiencia en Internet puede verse dañada por anuncios que contengan software malicioso, cubran el contenido que intentas ver, promocionen productos falsos o infrinjan de alguna otra forma nuestras políticas publicitarias. Nos tomamos este problema muy en serio. Nuestros revisores y nuestro sofisticado software bloquean al año casi mil millones de anuncios inadecuados. Además, te ofrecemos herramientas para denunciar anuncios ofensivos y controlar qué tipo de publicidad ves, a la vez que publicamos de forma activa nuestros conocimientos y prácticas recomendadas para contribuir a que Internet sea un lugar más seguro para todos.

Consejos importantes para mantener tu seguridad online

Sigue estos breves consejos para mantener la seguridad de tus cuentas y tus datos personales en la Web.

  • Protege tus dispositivos

  • Evita los intentos de phishing

  • Navega por Internet de forma segura

Lista de comprobación y escudo de seguridad de Google

Crea contraseñas seguras

Crear una contraseña segura es el paso más importante para proteger tus cuentas online. Puedes usar una serie de palabras que sabes que recordarás, pero que sean difíciles de adivinar. También puedes crear una contraseña con la primera letra de cada palabra de una frase larga. Si quieres que sea aún más segura, utiliza como mínimo 8 caracteres porque, cuanto más larga, más segura será.

Si debes crear respuestas para preguntas de seguridad, puedes utilizar respuestas falsas para que todavía sea más difícil adivinarlas.

Nunca utilices la misma contraseña dos veces

Utiliza contraseñas únicas para cada cuenta

Si utilizas la misma contraseña para iniciar sesión en varias cuentas, por ejemplo la cuenta de Google, tus perfiles de las redes sociales y sitios web de tiendas, es más fácil que pongas en riesgo tu seguridad. Es como si usaras la misma llave para cerrar tu casa, tu coche y tu oficina. Si alguien la encontrara, podría abrir la puerta de todos ellos.

Mantén un registro de todas tus contraseñas

Un administrador de contraseñas, como la herramienta Google Smart Lock del navegador Chrome, te ayuda a proteger y mantener un registro de las contraseñas de todas tus cuentas online. Incluso puede guardar tus respuestas a las preguntas de seguridad y generar contraseñas aleatorias.

Protégete de los piratas informáticos con la verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos protege tu cuenta de accesos no deseados. Para ello, debes iniciar sesión en tu cuenta con un segundo factor, además del nombre de usuario y la contraseña. En Google, por ejemplo, puede ser un código de seis dígitos generado mediante la aplicación Google Authenticator o un mensaje que recibas en tu aplicación de Google solicitando la aceptación del inicio de sesión desde tu dispositivo de confianza.

Para asegurarte una mayor protección contra la suplantación de identidad (phishing), introduce una llave de seguridad física en el puerto USB de tu ordenador o conéctala a tu dispositivo móvil mediante las tecnologías NFC (Comunicación de campo cercano) o Bluetooth.

Mantén el software actualizado

Para evitar que se produzcan vulneraciones de seguridad, utiliza siempre software actualizado en el sistema operativo del navegador web, los complementos y los editores de documentos. Actualiza el software tan pronto como recibas las notificaciones pertinentes.

Revisa el software que empleas habitualmente para asegurarte de que siempre utilices las últimas versiones disponibles. Algunos servicios, como el navegador Chrome, se actualizan automáticamente.

Utiliza un bloqueo de pantalla

Cuando no utilices el ordenador, el portátil, el tablet o el teléfono móvil, bloquea la pantalla para evitar accesos no autorizados a tu dispositivo. Si quieres aumentar el nivel de seguridad, configura el dispositivo para que se bloquee de forma automática cuando esté inactivo.

Bloquea el teléfono si lo pierdes

Si alguna vez pierdes el teléfono o te lo roban, ve a Mi Cuenta y selecciona la opción "Encontrar tu móvil" para proteger tus datos con tan solo unos pasos. Tanto si tienes un dispositivo Android como iOS, puedes localizar y bloquear de forma remota tu teléfono para que nadie más pueda usarlo o acceder a tu información personal.

El navegador muestra las contraseñas protegidas en Chrome

Protege tu teléfono de las aplicaciones potencialmente peligrosas

Descarga siempre tus aplicaciones móviles en una fuente de confianza. Para proteger los dispositivos Android, Google Play Protect realiza una comprobación de seguridad en las aplicaciones de Google Play Store antes de que puedas descargarlas. Además, comprueba periódicamente tu dispositivo para detectar posibles aplicaciones peligrosas de otras fuentes.

Para proteger tus datos:

  • Revisa tus aplicaciones y elimina las que no utilices.
  • Habilita las actualizaciones automáticas en la configuración de tu tienda de aplicaciones.
  • Concede acceso a tus datos confidenciales, como la ubicación y las fotos, únicamente a las aplicaciones de confianza.

Ten cuidado con las estafas, los falsos premios y los regalos por correo electrónico

Los mensajes de desconocidos siempre deben hacerte sospechar, sobre todo si te ofrecen algo increíble, como un premio, una recompensa por responder a una encuesta o una forma rápida de ganar dinero. Nunca hagas clic en enlaces sospechosos ni introduzcas información personal en formularios y encuestas dudosas.

Sé muy cauteloso con las solicitudes de información personal

No respondas a correos electrónicos sospechosos, mensajes instantáneos o ventanas emergentes en los que se te solicite información personal, como contraseñas, números de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito, o incluso tu fecha de nacimiento. Aunque el mensaje provenga de un sitio web de confianza como, por ejemplo, de tu banco, nunca respondas ni hagas clic en el enlace que contiene. Es mejor que vayas directamente al sitio web o a la aplicación correspondiente e inicies sesión en tu cuenta.

Recuerda: los sitios web y los servicios legítimos no envían mensajes solicitándote que les facilites contraseñas o información financiera por correo electrónico.

Ten cuidado con los intentos de suplantación de identidad

Si alguien que conoces te envía un correo electrónico pero su mensaje te parece extraño, puede que su cuenta haya sido pirateada.

Desconfía de lo siguiente:

  • Peticiones de dinero urgentes
  • Personas que dicen haber sido abandonadas en otro país
  • Personas que afirman que les han robado el teléfono y no pueden recibir llamadas

No respondas al mensaje ni hagas clic en ningún enlace si no has comprobado que el correo electrónico es legítimo.

Comprueba los archivos antes de descargarlos

Algunos ataques de phishing sofisticados pueden producirse a través de archivos adjuntos en formato de documento o PDF, que estén infectados. Si recibes un archivo adjunto sospechoso, utiliza Chrome o Google Drive para abrirlo de forma segura y reducir el riesgo de infectar tu dispositivo. Si detectamos un virus, te mostraremos una advertencia.

Utiliza redes seguras

Ten cuidado al utilizar una conexión Wi‑Fi pública o gratuita, incluso las protegidas con contraseña. Cuando te conectas a una red pública, cualquier persona que se encuentre cerca puede supervisar tu actividad en Internet, como los sitios web que visitas y la información que introduces en ellos. Si no tienes más opción que utilizar una conexión Wi‑Fi pública o gratuita, en la barra de direcciones del navegador Chrome se te indicará si los sitios web que visitas son seguros.

Comprueba que las conexiones sean seguras antes de introducir información confidencial

Cuando navegues por Internet, y sobre todo si vas a introducir información confidencial como una contraseña o los datos de una tarjeta de crédito, asegúrate de que la conexión a los sitios web que visitas sea segura. Una URL segura empieza por HTTPS. En el navegador Chrome se mostrará un icono de candado cerrado verde en el campo de la URL con la palabra "Es seguro". Si no es segura, se indicará "No es seguro". El protocolo HTTPS protege la navegación porque establece una conexión segura entre tu navegador o aplicación y los sitios web que visitas.